Si al humanismo se le separa de la revolución, deja de ser verdadero humanismo, y si a la revolución se la separa del humanismo, deja de ser verdadera revolución

Boris Bialik

Se encuentra usted aquí

Más de un centenar de personas en Valladolid reclaman la libertad de Arnaldo Otegi

otegi valladolidTal como estaba previsto, organizado por el Ateneo Republicano de Valladolid, se celebró el acto por la libertad de Arnaldo Otegi.

Con una asistencia de más de cien personas que abarrotaban el salón del Ateneo, discurrió entre las ocho y diez de la noche aproximadamente uno de los actos políticos más interesantes de los celebrados en Valladolid en los últimos tiempos, por la profundidad de las intervenciones desde la mesa, así como por la madurez del debate con el que concluyó el referido acto.

Finalmente intervinieron como ponentes Fernando Valiño, periodista de Valladolid; Doris Benegas, abogada y Haizea Ziluoga, también abogada.

 

Las intervenciones se centraron en explicar el por qué de una campaña específica por la libertad de Otegi. La falta de razones objetivas desde el punto de vista jurídico para que este preso político siga en la cárcel. También se insistió desde la mesa en la necesidad de que Sortu como expresión colectiva de la Izquierda Abertzale y de la clara voluntad de reconducir a vías políticas el llamado ''conflicto vasco'' sea legalizada.

Los ponentes agradecieron al Ateneo su compromiso con la lucha por la libertad que quedaba reflejada en la organización de este acto.

A lo largo de las exposiciones y del debate se fue argumentando y demostrando como la derecha española, sin ninguna legitimidad democrática, está imponiendo su hoja de ruta al Gobierno de Zapatero-Rubalcaba para cerrar las vías a un avance en la solución política del conflicto vasco.

También quedo claro a través del conjunto del acto que esa voluntad será finalmente derrotada si hay una confluencia solidaria entre las luchas de los diversos Pueblos del Estado.

IzCa.

Castilla a 4 de marzo de 2011

Gehitu iruzkin berria

randomness