Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar

Nelson Mandela

Se encuentra usted aquí

Prohíben, otra vez, la charla del "proceso de paz en Euskal-Herria" en la Universidad de Salamanca

Si hace algo más de medio año la censura fascista conseguía sentar precedente e ilegalizar una charla en la Universidad, hoy la historia se repetía.

La charla convocada por Yesca Salamanca y Red Roja, iba a ser impartida por las abogadas Jone Goirizelaia, Haizea Ziluaga y Doris Benegas, así como del compañero de contrainformación Óscar ha sido acusada de proetarra y cancelada por la universidad. Estas acusaciones vienen del sindicato SIU (heredero del SEU de Falange), que nunca ha tenido en toda su historia ningún delegado estudiantil en ninguna de las facultades y que todos los poderes orgánicos de dicha universidad conocen su tendencia fascista. Este sindicato ha llegado a pedir la dimisión del rector, la vicerrectora y los decanos de Geografía e Historia y Derecho, la expulsión de los estudiantes organizadores del acto, así como la criminalización de los ponentes del acto.

A pesar de ser semejante sindicato, diferentes mass-media y el propio SUP (sindicato unificado de policías), cuyo comunicado se facilita al final de la noticia, han presionado al decano de la facultad de Derecho para prohibir la misma. El propio decano lamentaba estas presiones y ha dejado claro que "las actitudes reaccionarias de la comunidad universitaria" le han obligado, tras consultar al rector, a prohibir una charla, a la que según sus propias palabras "pensaba acudir él mismo" por impartirla abogadas en activo y cuyo contenido consideraba de suma importancia e interés, ya que no se iba a hacer enaltecimiento de nada, ni propaganda política de ningún partido.

Esto sigue la línea de la charla "por la campaña internacional por la libertad de Arnaldo Otegi" que por idénticos motivos fue ilegalizada hace meses en la facultad de Geografía e Historia. Y cuyo precedente es sumamente peligroso para una universidad que se dice con cabida para todas las ideologías y abierta al debate.

En esta última charla, además se puede comprobar cómo la presión de un sindicato fascista, levanta rápidamente a los mass-media que, junto a una policía cómplice, ha tenido más peso que la libertad de expresión de una Universidad de larga trayectoria, como es la salmantina.

Gehitu iruzkin berria