Gure mendekua geure haurren irribarreak izango dira

Bobby Sands

Hemen zaude

A dos años del asesinato de Mariano Ferreyra

Comunicado enviado por el Frente Antirrepresivo de Mar del Plata (Argentina) ante el segundo aniversario del asesinato del militante de izquierda Mariano Ferreyra.

Este sábado, 20 de octubre de 2012, se cumplen dos años del asesinato de militante argentino Mariano Ferreyra.

Ese día  los trabajadores ferroviarios del Ferrocarril General Roca (FCGR), habían salido a la calle para luchar por sus condiciones laborales y hacerle frente a la tercerización laboral, sostenida  por Pedraza, amigo del gobierno nacional, de quien recibía  subsidios millonarios. En esta ocasión como en tantas otras la policía
en complicidad  con  las patotas les abrió paso  y acorralo a los trabajadores. Mariano Ferreyra era un militante del Partido Obrero que se había solidarizado con esta lucha.

Es en estas circunstancias que el mismo queda atrapado entre la burocracia sindical y la policía federal a las órdenes del gobierno Kirchnerista. A lo largo de este tiempo y sobre todo últimamente, el gobierno nacional viene tratando de desvincularse de su responsabilidad política con este hecho negando su relación con esta y las distintas burocracias sindicales. No obstante vemos como, de un tiempo a esta parte una de las formas de hostigamiento y represión predilectas para intentar amedrentar las distintas luchas es el uso de patotas, barrabravas, etc. Es de esta manera como los gobiernos buscan despegarse del hecho  represivo.

En algunos casos la represión es directa: fuerzas de seguridad al servicio de los
intereses de las trasnacionales, judicialización de la protesta con compañeros
y compañeras detenidos o con causas judiciales abiertas, así podemos verlo en
nuestros pueblos cordilleranos (Andalgalá,  tinogasta, Belén son ejemplos claros de ello). En otras ocasiones se ocultan detrás de los "nuevos" modos de represión:
utilizando grupos de choque, patotas sindicales, barrabravas de clubes, crímenes que tienen un solo destinatario, la clase trabajadora.

Así sucedió con los casos de Mariano Ferreyra en 2010 asesinado por una patota de la unión Ferroviaria, los docentes desalojados a golpes de la ruta en Santa Cruz en abril del 2011 por la patota de la  UOCRA, el grupo de Jóvenes K que en 2006 rompieron la huelga de los trabajadores del hospital Francés, la represión que sufrió el Partdo Obrero en Rosario por parte de Barrios de Pie (en ese tiempo alineados con el gobierno nacional) en 2005, entre otros tantos.

El ocultamiento de la represión es una necesidad que este gobierno tuvo y tiene para mantenerse en el poder. Recordemos que el Kirchnerismo asume en una situación en donde la movilización estaba al orden del día y la represión de la protesta social estaba deslegitimada luego de la muerte de los compañeros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Sin ir más lejos, Aníbal Fernández es uno de los responsables políticos de la masacre de Puente Pueyrredón. Es así que el gobierno se aboca a la tarea de intentar frenar con las movilizaciones, cortes de rutas, con las medidas de acción directa, pero sin recurrir al ya deslegitimado "monopolio de la fuerza".

Optando en los primeros años de gobierno por "seducir" con discurso o con dádivas a las organizaciones y a parte del pueblo que estaba en la calle luchando. A continuación desarrolló y desarrolla una campaña de demonización de aquellas organizaciones que continúan en la calle. Y finalmente delega la represión a sindicatos adictos al gobierno y a patotas financiadas por ellos. Esto persigue como objetivo no sólo disciplinar a quienes luchan, sino también deslegitimar sus luchas, dado que los medios de comunicación habitualmente definen estas situaciones como "internas entre gremios" o "enfrentamientos entre patotas".

Es claro que el hecho de tercerizar la represión no es entonces un hecho más, sino que es parte de una política represiva que se efectiviza asumiendo los menores costos políticos posibles para intentar acallar las luchas.

Frente a esto no olvidamos que hasta ayer el Gobierno se sentaba junto a Pedraza y Moyano para definir sus políticas de miseria, hambre, explotación y represión.

Basta de Perseguir a los que Luchan!
Gatillo fácil, es represión!
Desprocesamiento a los 6.000 luchadores!

Libertad a los presos por luchar!
Aparición con vida de Luciano Arruga y Julio López!

FRENTE ANTIRREPRESIVO MAR DEL PLATA.
 

Gehitu iruzkin berria

randomness