Nahiago zutik hil, belauniko bizi baino

Dolores Ibarruri

Hemen zaude

Gira por Euskal Herria de la Marcha Patriótica de Colombia

Representantes de la recién constituida Marcha Patriótica de Colombia viajarán la próxima semana a Bilbo y Donostia para recabar apoyos al proceso de diálogo entre el Gobierno y las FARC. En este contexto, se reunirán con el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, y el alcalde donostiarra, Juan Karlos Izagirre. Colombianos residentes en Euskal Herria junto a la diputada de Amaiur Maite Aristegi, entre otros, llamaron a «proteger este valioso proceso».

Colombianos residentes en Euskal Herria junto a los diputados de Amaiur en el Congreso español Maite Aristegi y Rafa Larreina, así como miembros de la izquierda abertzale, de Askapena, de Komite Internazionalistak y de organismos juveniles instaron a los agentes políticos y sociales a «acompañar y contribuir a proteger este valioso proceso que puede construir los cimientos para lograr la paz duradera que tanto anhela el pueblo colombiano».

Así lo manifestaron ayer el activista colombiano Jorge Freytter-Florian y Aristegi en la rueda de prensa que ofrecieron para presentar la próxima gira que realizarán portavoces de la Marcha Patriótica por la Independencia para presentar este nuevo movimiento político y social que pretende impulsar un cambio estructural y aportar al proceso de diálogo abierto entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC. La mesa de negociaciones se constituirá formalmente el 8 de octubre en Oslo, con los gobiernos de Noruega y Cuba -donde se desarrollará el grueso de las negociaciones- como garantes, y los de Venezuela y Chile en calidad de acompañantes.

Freytter-Florian y Aristegi incidieron en la importancia de que la comunidad internacional respalde este incipiente diálogo. En este contexto situaron la gira de la Marcha Patriótica con la que pretende conseguir aliados en «la lucha por la solución política y social del conflicto armado e impedir que los ataques mediáticos se materialicen en asesinatos, desplazamientos forzados», tal y como ocurrió con la Unión Patriótica (UP), nacida en 1984 de los Acuerdos de La Uribe entre el Ejecutivo de Belisario Betancur y las FARC. Su éxito político en las elecciones municipales de 1985 y parlamentarias y presidenciales de 1986 fue respondido por grupos paramilitares con atentados selectivos, matanzas y ejecuciones extrajudiciales. Se estima que alrededor de 5.000 militantes murieron en acciones violentas.

A este respecto, Freytter-Florian denunció que desde la presentación de la Marcha Patriótica en abril pasado en Bogotá, han muerto dos activistas y ha sido objeto de amenazas y una campaña de estigmatización por parte de medios colombianos y de ciertos sectores opuestos al proceso. Precisamente, el pasado jueves, la exsenadora y portavoz nacional de la Marcha Patriótica Piedad Córdoba acudió al Parlamento Europeo para instar a la Unión Europea y a la Eurocámara a que exijan al Gobierno colombiano garantías para la existencia y desarrollo de la Marcha Patriótica, e impedir un nuevo genocidio.

Está previsto que Córdoba forme parte de la delegación de la Marcha Patriótica que visitará Bilbo y Donostia. El jueves, ofrecerá en el Colegio de Abogados de Bizkaia, en Bilbo, una charla junto al sociólogo y miembro de la Comisión Internacional de la Marcha Patriótica y de la Asociación Nacional de Profesores Universitarios Javier Calderón; la líder política y defensora de los derechos humanos Gloria Cuartas; y la representante del Consejo Patriótico Europeo Doly López sobre «la resolución del conflicto social y armado en Colombia; nuevo contexto de participación política». El viernes, se reunirán con el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, y el alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre.

El objetivo de esta gira, según explicaron, es «construir y consolidar relaciones bilaterales tanto con partidos políticos democráticos, ya sean de izquierdas, socialdemócratas, verdes, liberales, independentistas... como con sindicatos, grupos de mujeres y organizaciones estudiantiles para recabar apoyos» a este movimiento que «ha decidido hacer suyo el ejercicio de la política para materializar las transformaciones requeridas y conseguir la segunda y definitiva independencia».

Ainara Lertxundi

(Artículo de Gara)

 

 

Gehitu iruzkin berria