Nahiago zutik hil, belauniko bizi baino

Dolores Ibarruri

Hemen zaude

Juicio en Paris a la solidaridad internacionalista

Artículo enviado por l@s compañer@s de Euskal Herriaren de Bretaña para denunciar el procesamiento del periodista bretón Charlie Grall.

Del 22 al 26 de octubre se celebrará el recurso de Charlie Grall del juicio de junio de 2005 ante la sala de lo penal compuesta especialmente de París.

Dado el tiempo del que datan los hechos, se impone un breve recordatorio de los motivos del juicio.

En septiembre 1999 (sí, hace trece años) varios militantes de la izquierda independentista bretona, otros sospechosos de pertenecer al Ejército Republicano Bretón (ARB, por sus siglas en francés) y militantes independentistas vascos fueron identificados y/o encarcelados tras una serie de grandes redadas orquestadas por la tristemente célebre XIV Sección Antiterrorista del Ministerio Fiscal de París. Entre ellos se detuvo y encarceló durante diez días en las mazmorras del Estado francés a Charlie Grall, periodista y escritor.

En 2005, esto es, seis años después de los hechos, nuestro compatriota fue condenado a seis años de prisión firme, condena que, por supuesto, recurrió.
Desde hace más de treinta años Charlie Grall trabaja defendiendo la lengua bretona y, en particular, las escuelas de inmersión Diwan*, la vida cultural y económica de Carhaix y del centro de Bretaña. Fue en el marco de su actividad profesional como en septiembre de 1999 conoció a un militante vasco de ETA para conseguir una entrevista a los dirigentes del movimiento clandestino para el diario Breizh Info que había creado unos años antes.

¿De qué se le acusa exactamente? Haber ejercido su profesión de periodista en el marco de una entrevista que no superó la media hora le cuesta ser perseguido por asociación de malhechores en relación a una organización terrorista.
A pesar de los enormes medios desplegados por la justicia francesa, el juicio de 2005 no destacará nada en este sumario. Siete años después, en vísperas del juicio de apelación, este sumario sigue siendo tan grueso como el papel de fumar.
Un primer juicio seis años después de los hechos, un segundo trece años después a pesar de que las leyes europeas mencionan que hay que respetar “plazos razonables” en el desarrollo de un juicio.

Denunciamos de manera contundente el retraso anormalmente largo y sin precedentes en el trato de este caso. Es fácil imaginar lo difícil que resulta vivir cotidianamente desde hace trece años con una espada de Damocles sobre la cabeza y la imposibilidad de afrontar un futuro con serenidad ante estas prácticas judiciales indignas de una justicia que se jacta de representar la de un Estado democrático, patria de los derechos humanos.

A este descomunal retraso se añade el carácter eminentemente político de este proceso, de lo que es testigo la brevedad, si no el vacío, del sumario y la propia jurisdicción. La XIV Sección Antiterrorista del Ministerio Fiscal de París y la sala de lo penal especiales no son otra cosa que unas jurisdicciones de excepción a las órdenes directas del Estado francés. Son el testigo de una justicia política contraria a los derechos humanos, denunciada en multitud de ocasiones por gran cantidad de organizaciones internacionales, sobre todo, por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

A nadie se le escapa que desde hace trece años el contexto ha cambiado tanto en Bretaña como en Euskal Herria. ¿Qué ha sido del ARB en 2012, mientras que ETA ha declarado haber depuesto las armas y fomentar el proceso de paz? ¿Qué pertinencia tiene este juicio?

La solidaridad bretona siempre ha dado el máximo ante la apisonadora judicial del Estado francés. ¡Cuando el Estado francés se ensaña, eso tiene un coste para los bretones! Se necesitarán varias decenas de miles de euros para garantizar la defensa de nuestro compatriota.

Os necesitamos para que nuestro compañero se pueda defender dignamente.
Por supuesto, Skoazell Vreizh estará a su lado, pero, como sabéis Skoazell Vreizh depende únicamente de las donaciones que se le dan.
Por ello, apelamos a cada ciudadano y ciudadana que defienda la justicia y la democracia.

Cada donación hecha a Skoazell Vreizh es un gesto de solidaridad,
Cada donación hecha a Skoazell Vreizh es un medio de lucha,
Cada donación hecha a Skoazell Vreizh es un acto de resistencia.

Podéis hacer vuestras donaciones por paypal o por medio de un cheque a Skoazell Vreizh, La Chesnais, 35750 IFFENDIC.

* Las escuelas bretonas Diwan es una federación de escuelas similares a las ikastolas e inspirada en ellas.

Artículo original

Gehitu iruzkin berria

randomness